Dolor pélvico posterior al parto vaginal

Dolor pélvico posterior al parto vaginal. Dr. Rafael Solano

Dolor pélvico y parto vaginal

Frecuentemente las mujeres que experimentan un parto vaginal, se ven afectadas por dolor pélvico posterior al parto. Este tipo de dolor puede ser en la región del periné o puede presentarse como dolor durante las relaciones sexuales. Existen algunos factores que pueden afectar esta situación, siendo la episiotomía y los desgarros perineales durante el trabajo de parto los más destacados.

Hasta 4 de cada 10 mujeres pueden experimentar dolor pélvico posterior al parto dos días posteriores al mismo, y a pesar de que lo habitual es que vaya disminuyendo paulatinamente, a los 6 meses todavía 3 de cada 10 mujeres pueden sentir dichos síntomas.

Esta situación, evidentemente se va agravando, ya que a largo plazo se asocia con afectación en la calidad de vida, afectación en la relación de pareja, afectación en la vida sexual entre otras. Las mujeres a las que se realizó episiotomía, suelen experimentar disminución de la lubricación vaginal durante las relaciones produciendo mucho dolor durante las mismas.

Esto es importante dado la alta frecuencia de los síntomas. Si tomamos en cuenta de que en todo el mundo existen alrededor de 78 millones de partos al año, podríamos darnos cuenta que cada año existen alrededor de 30 millones de mujeres con dolor pélvico crónico posterior al parto.

Tratar este tipo de problemas no es nada sencillo, sin embargo la rehabilitación del piso pélvico es una buena opción para mejorar la calidad de los músculos y entre otras cosas, mejorar la función neurológica del piso pélvico.

¿Tienes dolor pélvico? Nosotros podemos ayudarte. Déjanos tus datos aquí

Cómo prevenir la incontinencia urinaria y fecal en el embarazo

Pregnant Happy smiling Woman sitting on a sofa and caressing her

Incontinencia urinaria y fecal en mujeres embarazadas.

Los ejercicios de piso pélvico se consideran parte fundamental en la prevención y el tratamiento de la incontinencia urinaria y fecal, ya que se ha demostrado su eficacia al final del embarazo y en el posparto.

Una de las razones por la cual hasta 3 de cada 10 mujeres pueden desarrollar incontinencia urinaria y/o incontinencia fecal después de un parto vaginal es la lesión muscular del piso pélvico, al experimentar partos difíciles y prolongados.

A pesar de ello, no se considera un tratamiento definitivo en aquellas mujeres que continúan presentando incontinencia después de seis meses del parto.

 

Lesión del Piso Pélvico durante el Parto

PARTO VAGINAL Y PISO PÉLVICO:

Como se mencionó en la entrada Desgarro del esfínter anal en el momento del parto, el nacimiento por vía vaginal puede estar asociado con algunas complicaciones anatómicas y funcionales del piso pélvico, ya que puede producir lesión mecánica de los músculos y los nervios. Por estas razón, el parto vaginal se considera como el principal factor de riesgo para la aparición posterior de incontinencia urinaria, incontinencia fecal y prolapso de órganos pélvicos.

El video muestra como se desarrolla un parto vaginal normal, sin embargo nos sirve de ejemplo para apreciar cómo se pueden llegar a lesionar los tejidos, como músculos, vejiga, uretra, recto y ano.

Video: http://www.youtube.com/watch?v=oQXmBPrq-w8

Referencia: Int Urogynecol J Pelvic Floor Dysfunct. 2011 Apr 22

Distocia de Hombro

DISTOCIA DE HOMBRO:

Durante el parto por vía vaginal, el feto ejecuta una serie de movimientos para favorecer su nacimiento. Posterior a la salida de la cabeza, el feto realiza una rotación y luego se desplaza para favorecer la expulsión de los hombros. Cuando en este último punto, alguno de los hombros se impacta en el pubis, y de esta forma se impide el nacimiento, se denomina distocia de hombro.

Esto llega a ocurrir en el 1% de los nacimientos y hasta en el 10% de aquellos con un feto con peso mayor de 4500 gramos. De esta forma, los principales factores de riesgo son la macrosomía y la diabetes gestacional.

La distocia de hombro, conlleva complicaciones serias, ya que puede desencadenar en la madre hemorragia, fístulas recto-vaginales, desgarros o ruptura uterina. Además el feto puede llegar a presentar parálisis de un complejo nervioso llamado plexo braquial, fractura de clavícula, asfixia y hasta la muerte.

Afortunadamente, existen maniobras que realizadas oportunamente pueden conllevar a la resolución de éste problema.

Distocia de hombro

Video: http://www.youtube.com/user/nucleusanimation#p/u/128/Sm9Gplo5D_E

Referencias: http://www.acog.org/acog_districts/dist8/jfsd.pdf; Minerva Pediatr. 2010 Jun;62:65-6; Womens Health (Lond Engl). 2010 Nov;6(6):861-9