La rehabilitación de piso pélvico es una forma de tratamiento conservador que se puede emplear para múltiples enfermedades. Por ejemplo, la incontinencia urinaria femenina, incontinencia urinaria, incontinencia fecal, infecciones de vías urinarias, dolor pélvico crónico, problemas de vaciamiento, vulvodinia, etcétera.

ELECTROESTIMULACIÓN

Una de tantas formas de rehabilitación, es la electroestimulación, la cual se ha utilizado desde hace muchos años. En 1965 se publica el primer reporte de su uso, aplicándose para tratar el dolor pélvico. El concepto consiste en estimular a través de corriente eléctrica la médula espinal y los nervios periféricos.

Evidentemente, con el paso de tiempo este tipo de tratamiento ha ido evolucionando. La práctica moderna de electroterapia debe seguir el principio de utilizarse en el lugar anatómico correcto, en el momento adecuado y por la razón correcta; así la rehabilitación de piso pélvico tiene una capacidad fenomenal para ser eficaz en muchas enfermedades.

La electroestimulación consiste en la aplicación de corriente en el piso pélvico. Esta energía produce uno o más cambios fisiológicos, que se utilizan para beneficio terapéutico. En la práctica médica primero se tiene que determinar el problema a tratar y luego establecer los cambios fisiológicos que se deben de obtener para poder aplicar una rehabilitación eficaz, ya existen múltiples formas de aplicar la electroestimulación.

Actualmente se cuentan con equipos de última tecnología para este tipo de tratamientos, los cuales cuentan con sistemas completos de rehabilitación del piso pélvico. Así, se tienen programas para varios problemas de salud como la incontinencia urinaria entre otras.

La forma de aplicar la rehabilitación de piso pélvico puede ser a través de parches colocados en la piel, equipos vaginales, rectales e incluso en la pierna.

¿TIENES PROBLEMAS DE PISO PÉLVICO? Déjanos tus datos, nosotros te ayudamos.

Dolor pélvico y parto vaginal

DOLOR PÉLVICO Y PARTO VAGINAL:

Frecuentemente las mujeres que experimentan un parto vaginal, se ven afectadas por dolor pélvico posterior al parto. Este tipo de dolor puede ser en la región del periné o puede presentarse como dolor durante las relaciones sexuales.

Existen algunos factores que pueden afectar esta situación, siendo la episiotomía y los desgarros perineales durante el trabajo de parto los más destacados.

Hasta 4 de cada 10 mujeres pueden experimentar dolor pélvico posterior al parto dos días posteriores al mismo, y a pesar de que lo habitual es que vaya disminuyendo paulatinamente, a los 6 meses todavía 3 de cada 10 mujeres pueden sentir dichos síntomas.

Esta situación, evidentemente se va agravando, ya que a largo plazo se asocia con afectación en la calidad de vida, afectación en la relación de pareja, afectación en la vida sexual entre otras.

Las mujeres a las que se realizó episiotomía, suelen experimentar disminución de la lubricación vaginal durante las relaciones produciendo mucho dolor durante las mismas.

Esto es importante dado la alta frecuencia de los síntomas. Si tomamos en cuenta de que en todo el mundo existen alrededor de 78 millones de partos al año, podríamos darnos cuenta que cada año existen alrededor de 30 millones de mujeres con dolor pélvico crónico posterior al parto.

Tratar este tipo de problemas no es nada sencillo, sin embargo la rehabilitación del piso pélvico es una buena opción para mejorar la calidad de los músculos y entre otras cosas, mejorar la función neurológica del piso pélvico.

¿Tienes dolor pélvico? Nosotros podemos ayudarte. Déjanos tus datos aquí

Rafael Solano Sánchez – Doctoralia.com.mx
Call Now Button