Blog

INFECCIÓN DE VÍAS URINARIAS EN LA MUJER:

La infección de vías urinarias en la mujer representa la infección bacteriana más común en todo el mundo. De esta manera, por lo que 150 millones de personas en el mundo, son afectadas cada año.
Por otra parte, 10 millones de personas van a consulta por infección de vías urinarias y 3 millones acuden al servicio de urgencias por este problema.
Un factor de riesgo es la edad de la mujer, de tal forma tenemos que mujeres menores de 25 años, 5 de cada 100 tiene este problema; mujeres entre 25-65 años, 10 de cada 100; mayores de 65 años 25 de cada 100 y mayores de 80 años hasta 1 de cada 2 presentan infección de vías urinarias.
 
Asimismo, existen otros factores de riesgo como actividad sexual, embarazo, problemas de vaciamiento de la vejiga, prolapso de órganos pélvicos, diabetes mellitus, etcétera. Además, existen complicaciones como pielonefritis, sepsis, daño renal, resistencia a antibióticos, infecciones recurrentes, así como en mujeres embarazadas es un factor que puede desencadenar parto pretérmino.
 

SÍNTOMAS

La infección de vías urinarias en la mujer produce ardor para orinar, micción frecuente, urgencia urinaria, orinar por la noche y dolor suprapúbico.
En ocasiones puede presentarse incontinencia urinaria e incluso sangre en la orina. Cuando la infección avanza hacia el riñón, se llama pielonefritis. Se agregan síntomas como fiebre, escalofríos, malestar general, náusea y vómito. La calidad de vida de una mujer con este problema de forma recurrente se ve gravemente afectada.
 

TRATAMIENTO Y RETOS:

El tratamiento parece simple… uso de antibióticos. Sin embargo, existen otros problemas como la resistencia antimicrobiana, enfermedades adicionales (como diabetes), diagnóstico incorrecto y la recurrencia.

La infección de vías urinarias recurrentes es la presencia de dos episodios de infección en los últimos 6 meses o 3 episodios en 1 año. Representa uno de las máximas enfermedades de la vejiga.

La recurrencia es tan frecuente que en mujeres menores de 55 años, 3 de cada 10 pueden padecerlo y mujeres mayores de esta edad hasta 5 de cada 10. Esta complicación es devastadora para la vida de la mujer.

Este problema representa uno de los principales retos para la salud pública y desafortunadamente las mujeres que lo padecen difícilmente encuentran la atención médica que requieren.

Actualmente se cuenta con estudios diagnósticos para poder identificar las causas de este problema, como el estudio de urodinamia, cistoscopía y tomografía entre otros. En ocasiones existe un mal funcionamiento de la vejiga que pocos son capaces de diagnosticar y tratar. Sin embargo, existe solución.

 ¿Tienes infección de vías urinarias? No lo pienses más, ¡Agenda tu cita!

¿INFECCIÓN DE VÍAS URINARIAS?

PADECIMIENTO MUY FRECUENTE

Hasta 1 de cada 2 mujeres pueden llegar a tener infección de vías urinarias en el transcurso de su vida

INFECCIONES RECURRENTES

1 de cada 5 mujeres que padecieron alguna infección de vías urinarias desarrollarán infecciones de forma recurrente

PROBLEMAS ADICIONALES EN MUJERES CON INFECCIONES DE VÍAS URINARIAS

PROLAPSO DE ÓRGANOS PÉLVICOS

Hemos desarrollado procedimientos de mínima invasión y altamente eficaces para el manejo de este problema

INCONTINENCIA URINARIA

Contamos con equipos de rehabilitación de piso pélvico de última generación para el tratamiento conservador de la incontinencia urinaria

INCONTINENCIA FECAL

Lorem ipsum dolor sit amet, consectet adipisc elit, sed do eiusm por incididunt ut labore et dolore nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea sint occaecat cupidatat non proident, sunt in
Dolor pélvico

DOLOR PÉLVICO

Dolor pélvico crónico es aquel “dolor persistente localizado en la pelvis”. El dolor pélvico en la mujer está relacionado con problemas urológicos como dolor en la vejiga; y con problemas ginecológicos como dolor en la menstruación y dolor en la vulva.

Sabemos que el dolor pélvico crónico es una experiencia desagradable, que afecta gravemente la vida de la mujer que lo padece. Además, es un problema bastante frecuente, ya que hasta 3 de cada 10 mujeres experimentarán dolor pélvico crónico a lo largo de su vida.

Asimismo, este dolor también afecta aspectos sexuales, laborales y psicológicos entre otros.

El dolor pélvico crónico es una enfermedad difícil de entender; solo 1 de cada 10 mujeres buscan ayuda médica y desafortunadamente requieren de múltiples visitas médicas para poder tener un diagnóstico adecuado.

DOLOR PÉLVICO: NARRACIÓN DE UN CASO

“Deseo compartirles la experiencia que viví antes y después de ser diagnosticada de cistitis intersticial. Los síntomas comenzaron aproximadamente hace dos años, presentando una especie de dolor/ardor que iniciaba en la vejiga y se extendía en toda la pelvis; sentía una gran urgencia por orinar y si me demoraba para ir al baño este dolor se agudizaba al pasar los segundos, en ocasiones llegue a sudar del dolor y lo único que pasaba por mi mente era salir corriendo al baño”. Más….

TRATAMIENTO DE MÍNIMA INVASIÓN

Existen diversos tipos de tratamiento, desde quirúrgicos hasta aquellos de mínima invasión. Uno de los tratamientos del dolor pélvico crónico es la electroestimulación de piso pélvico, que es una terapia efectiva, de consultorio y muy sencilla de aplicar. Además, han aparecido nuevas formas de tratamiento igualmente no invasivas como por ejemplo las ondas de choque.

PRONÓSTICO

El dolor pélvico crónico deberá entenderse de forma adecuada para poder obtener buenos resultados. En ocasiones se requiere la realización de muchos estudios para un adecuado diagnóstico. Desafortunadamente 3 de cada 10 mujeres no responderán adecuadamente al tratamiento.

Sin embargo, lo alentador es que 7 de cada 10 mujeres van a tener una respuesta satisfactoria que les permitirá llevar una vida prácticamente normal.

¡AGENDA TU CITA!

¿Tienes dolor pélvico crónico? ¡Agenda tu cita! Podemos ayudarte….

rehabilitación piso pélvico

La rehabilitación de piso pélvico es una forma de tratamiento conservador que se puede emplear para múltiples enfermedades. Por ejemplo, la incontinencia urinaria femenina, incontinencia urinaria, incontinencia fecal, infecciones de vías urinarias, dolor pélvico crónico, problemas de vaciamiento, vulvodinia, etcétera.

ELECTROESTIMULACIÓN

Una de tantas formas de rehabilitación de piso pélvico, es la electroestimulación, la cual se ha utilizado desde hace muchos años. En 1965 se publica el primer reporte de su uso, aplicándose para tratar el dolor pélvico. El concepto consiste en estimular a través de corriente eléctrica la médula espinal y los nervios periféricos.

Evidentemente, con el paso de tiempo este tipo de tratamiento ha ido evolucionando. La práctica moderna de electroterapia debe seguir el principio de utilizarse en el lugar anatómico correcto, en el momento adecuado y por la razón correcta; así la rehabilitación de piso pélvico tiene una capacidad fenomenal para ser eficaz en muchas enfermedades.

La electroestimulación consiste en la aplicación de corriente en el piso pélvico. Esta energía produce uno o más cambios fisiológicos, que se utilizan para beneficio terapéutico. En la práctica médica primero se tiene que determinar el problema a tratar y luego establecer los cambios fisiológicos que se deben de obtener para poder aplicar una rehabilitación eficaz, ya existen múltiples formas de aplicar la electroestimulación.

Actualmente se cuentan con equipos de última tecnología para este tipo de tratamientos, los cuales cuentan con sistemas completos de rehabilitación del piso pélvico. Así, se tienen programas para varios problemas de salud como la incontinencia urinaria entre otras.

La forma de aplicar la rehabilitación de piso pélvico puede ser a través de parches colocados en la piel, equipos vaginales, rectales e incluso en la pierna.

¿TIENES PROBLEMAS DE PISO PÉLVICO? Déjanos tus datos, nosotros te ayudamos.

Imagen que representa una mujer que vivió con Incontinencia Urinaria

INCONTINENCIA URINARIA

Comencé con incontinencia urinaria desde el año 2006. En aquel entonces no le di suficiente importancia porque escuchaba comentarios de mujeres que al igual que yo, padecían de lo mismo.

La pérdida de orina se daba esporádicamente y en poca cantidad, así que llegué a pensar que esto era normal, sobre todo en mujeres como yo, que habían tenido partos por vía vaginal.

Con el paso del tiempo, la incontinencia urinaria se fue incrementando, tanto que alteró mi vida cotidiana. Llegó un momento que ya que con cualquier esfuerzo (toser, estornudar, levantar objetos, correr, reír, etcétera.) se me salía la orina involuntariamente. Además se agregó una constante necesidad de estar yendo a orinar.

¡BUSQUÉ AYUDA!

Yo cuento con el beneficio del IMSS, así que a inicios del 2015 empezó mi peregrinar dentro de esta institución. Acudí con mi médico familiar quien a su vez me derivó a con un especialista, que en este caso fue al servicio de Ginecología.

El Ginecólogo me revisó, me mandó hacer estudios y me diagnosticó “Incontinencia urinaria mixta”, es decir de incontinencia urinaria de esfuerzo y de urgencia. Al principio me mandó tratamiento médico y terapia de ejercicios, sin embargo, esto no dio ningún resultado positivo. Dado esto, me dijo que ya no estaba en sus manos ayudarme a solucionar mi problema y me mandó con el Urólogo.

Me pasé año y medio entre consultas con el urólogo y estudios que me mandaba hacer y en junio del 2016, sorpresivamente, me dio de alta del servicio. Me comentó que todos mis estudios habían salido normales y que la incontinencia urinaria era cosa de la edad. Concluyó diciendo que me tenía que resignar a vivir con este problema el resto de mi vida.

De tal forma, me mandó a casa con un medicamento que debía de tomar de por vida, el cual al poco tiempo dejé, porque no sentía ninguna mejoría y en cambio, me causaba demasiados efectos adversos.

SOLUCIONÉ LA INCONTINENCIA URINARIA

Traté de conformarme a vivir así, pero con el paso del tiempo las molestias, la cantidad de orina que perdía y las infecciones de vías urinarias fueron en aumento.

En el año 2019 le platiqué de mis problemas a un nuevo Ginecólogo y él me comentó que buscara otro tipo de especialista, un Uroginecólogo, así que empezó la tarea de buscarlo por medio de internet. Descubrí al Dr. Rafael Solano quien desde la primera consulta me dio nuevas esperanzas.

En la segunda visita me realizó un estudio de urodinamia con el cual me confirmó que padecía los dos tipos de incontinencia y me comentó que ambas se podían corregir, aunque con diferentes métodos.

La incontinencia urinaria de esfuerzo se corregiría por medio de cirugía (colocando una malla) con la que me podría alcanzar una mejoría del 95%. La incontinencia urinaria de urgencia se trataría por medio medicamentos y rehabilitación de piso pélvico, siendo la expectativa de 75% de mejoría,

Dado que la incontinencia de esfuerzo era la más molesta e incómoda, me decidí primero por la cirugía. La realizó el Dr. Rafael Solano de manera muy profesional, estando siempre al pendiente de que no tuviera molestia alguna y que la recuperación fuera normal.

RESULTADOS

El resultado lo noté casi de inmediato. No puedo describir el cambio que esta cirugía dio a mi vida. Me siento tan rara al no tener que apretar las piernas con cualquier esfuerzo, el no oler a orina, el no estar húmeda, de tal forma que hoy pienso: ¡cómo dejé pasar tanto tiempo! Ahora me siento con ánimo de retomar actividades que ya no realizaba por el problema que tenía.

Posteriormente iniciamos las sesiones de rehabilitación de piso pélvico. Yo ya tenía mucha fe y confianza en el Dr. Rafael Solano para que con este tratamiento me ayudara a solucionar la otra parte de mi problema. Nos llevamos tres meses y en ese periodo de tiempo, mejoré prácticamente 95% de mi problema. Actualmente he resuelto mi problema y el cambio que obtuve en mi calidad de vida fue asombroso. Creo con mucha seguridad que me acerqué a la persona adecuada.

AEVB (56 Años)

¿TIENES INCONTINENCIA URINARIA? Déjanos tus datos, nosotros te ayudamos.

Rafael Solano Sánchez – Doctoralia.com.mx Rafael Solano Sánchez – Doctoralia.com.mx
Incontinencia Urinaria

SEMANA MUNDIAL DE LA CONTINENCIA 2020:

La incontinencia urinaria afecta gravemente la calidad de vida de la mujer que la padece. Cada año, con el objetivo de hacer difusión de este problema de salud así como de los tratamientos más novedosos, se celebra la Semana Mundial de Continencia.

Este año 2020 se celebra del 15 al 21 de junio y es coordinada la Federación Mundial de Continencia y Problemas Pélvicos (WFIPP), haciendo énfasis en dos problemas: La vejiga hiperactiva y la incontinencia fecal.

INCONTINENENCIA URINARIA Y VEJIGA HIPERACTIVA:

La incontinencia urinaria tiene varias modalidades y una de ellas es la vejiga hiperactiva, uno de los problemas de salud que más afectan la calidad de vida de una mujer en todo el mundo. La vejiga hiperactiva se caracteriza por la presencia de urgencia urinaria, usualmente acompañada de frecuencia miccional (orinar más de 10 veces al día) y nocturia (levantarse a orinar por la noche) con o sin incontinencia urinaria; en ausencia de infecciones de vías urinarias.

Asimismo, este problema no es nada infrecuente. Se calcula en el mundo, que casi 1 de cada 5 mujeres puede padecerlo. Además, existen grupos aún más vulnerables. Mujeres mayores de 80 años pueden presentarlo hasta 8 de cada 10 mujeres.

Por tal razón, se estima que hay más de 100 millones de personas en todo el mundo que tiene este problema y la mitad de las mujeres que la padecen no buscan ayuda.

CALIDAD DE VIDA:

¿Porqué afecta tanto la calidad de vida?. Para entenderlo, vamos a describir los síntomas de una mujer con vejiga hiperactiva: La mujer con este problema se levantó a las 6 a.m. con urgencia urinaria. Sale corriendo al baño y llega justo antes de que tuviera incontinencia urinaria. Se da cuenta que se siente muy casada

porque durante la noche se despertó 5 veces al baño, todas ellas con urgencia urinaria.

Además en dos ocasiones se salió la orina, por lo que tuvo que cambiarse de ropa. De tal manera, siente que huele mal y está irritada de la vagina. Pero empieza el día y entonces lleva a sus hijos a la escuela. En el transcurso del camino se salió la orina en una ocasión, sin embargo no se detuvo, ya que usa un pañal. A pesar de ello se sintió incómoda con ella misma y con su familia. Ella pasa todo el día con deseo de orinar, acudiendo al baño en 18 ocasiones durante el día. Cada vez que va al baño tiene que ir corriendo porque siente que se puede salir la orina y esto le da angustia. Por eso es que ya no sale con sus amigas, ya no hace ejercicio y también ha afectado su vida de pareja.

La tarde es igual a la mañana: Frecuencia urinaria, urgencia, incontinencia. No descansa ya que despierta en varias ocasiones para ir al baño. Todo esto pasa todos los días. Su vida familiar está muy dañada y ella vive angustiada, deprimida y no sabe qué hacer.

Esto que se describió es un ejemplo de cómo viven las mujeres con vejiga hiperactiva, una modalidad de la incontinencia urinaria. Lo importante es transmitir que esto no es normal y tiene solución.

Semana mundial de la continencia 2020: Vejiga hiperactiva

¿TIENES INCONTINENCIA URINARIA?

¿Tienes incontinencia urinaria o vejiga hiperactiva? Podemos ayudarte. Deja tus datos: https://rafaelsolano.net/contacto/

¡Déjanos tus datos, nosotros te contactamos!