Problemas urinarios durante el embarazo

PROBLEMAS URINARIOS Y EMBARAZO:

Durante el embarazo, se desarrollan algunos cambios fisiológicos en el tracto urinario. De esta forma, hasta 9 de cada 10 mujeres, pueden presentar frecuencia urinaria, esto representa que la mujer orine más de 7 veces durante el día y más de una vez durante la noche.

Habitualmente, la micción frecuente suele presentarse desde el inicio del embarazo, se incrementa con cada trimestre y se resuelve rápidamente posterior al parto.

Algunos otros cambios en las vías urinarias que se presentan durante el embarazo, además de orinar frecuentemente, son: Urgencia urinaria, orinar los noches, incontinencia urinaria y dificultad para vaciar adecuadamente la vejiga.

Embarazo y Problemas Urinarios

Referencia: Bent A, Ostergard D, Cundiff G, Swift S. Uroginecologia y Disfunción del piso pélvico. 5a edición. 2004. México. Editorial McGraw-Hill. Capítulo 4: 44-49; 16: 227-246; 20: 297-311

Tabaquismo y desarrollo de Síntomas Urinarios

TABAQUISMO:

A lo largo de la vida, una mujer puede llegar a presentar ciertos síntomas urinarios, siendo los más comunes: Frecuencia urinaria (necesidad de orinar constantemente); urgencia urinaria (sensación súbita de orinar que es difícil de posponer); nocturia (necesidad de interrumpir el sueño por el deseo de orinar) e incontinencia urinaria (pérdida involuntaria de orina).

¿El tabaquismo…. puede influir en el desarrollo de éstos síntomas?

Tabaquismo en la Mujer

Imagen: soysaludable.net

En un estudio reciente, se encontró que el tabaquismo puede estar asociado con este tipo de manifestaciones, ya que la frecuencia y la urgencia se presenta hasta tres veces más en mujeres fumadoras que en aquellas que nunca han fumado. Incluso, se ha considerado que existe una relación dosis-respuesta, es decir, a mayor número de cigarrillos mayores indicios. Una probable explicación es que la nicotina puede inducir de forma directa contracción involuntaria de la vejiga, lo que produciría como resultado el desarrollo de tales manifestaciones.

Estos hallazgos, junto con el riesgo incrementado de desarrollar cáncer de vejiga en las mujeres fumadoras, son nuevas razones para incitar a las mujeres a que suspendan el hábito del tabaquismo.

Referencia: Obstet Gynecol 2011;118:643–8;