Toxina botulínica y su aplicación médica

@pexels / pixabay

Botox y su aplicación médica.

El botox es un medicamento hecho a partir de una toxina producida por la bacteria Clostridium botulinum. De ahí el nombre de toxina botulínica.

Su mecanismo de acción es de forma simple, producir una parálisis neuromuscular en el sitio de aplicación. Es por ello que se ha empleado en procedimientos estéticos como:

  • Eliminación temporal de las arrugas faciales
  • Sudoración severa de las axilas
  • Distonía cervical: un trastorno neurológico que causa contracciones musculares severas en el cuello y los hombros
  • Blefarospasmo: parpadeo incontrolable
  • Estrabismo: ojos desviados

Sin embargo, su aplicación en la medicina no sólo persigue fines estéticos, se ha demostrado que su uso en tratamiento uroginecológicos es muy prometedor.

Si quieres saber más, no te pierdas nuestro siguiente post. Si necesitas contactar con nosotros puedes dejarnos tus datos aquí o enviarnos el siguiente formulario.