Botox y su aprobación para el tratamiento de la vejiga hiperactiva

BOTOX Y VEJIGA HIPERACTIVA

Recientemente la “Food and Drug Administration (FDA)” aprobó la onabotulinum toxina A (Botox) para una nueva indicación, el tratamiento de la vejiga hiperactiva para la disminución de la incontinencia urinaria.

La indicación para el uso de este fármaco solo es para aquellas mujeres que no hayan respondido de forma adecuada al tratamiento con medicamentos orales.

La aplicación de la toxina botulínica A se realiza directamente en la vejiga y produce relajación de la musculatura de la misma, mejorando de esta manera la capacidad que tiene la vejiga para su llenado.

El uso del botox para la vejiga hiperactiva, se suma a otras indicaciones aprobadas previamente como por ejemplo la eliminación temporal de las arrugas faciales, blefaroespasmo, estrabismo, espasticidad del miembro superior y migraña crónica.